La Juventud de Hoy

Esta publicación esta a disposición también en: English (Inglés) Español

¿Quién es la juventud de hoy? ¿En qué contexto viven los jóvenes de hoy? ¿Cuáles son las cuestiones cruciales en la pastoral con los jóvenes? ¿Y cómo afecta nuestro enfoque en la formación? Estas fueron algunas de las preguntas básicas de hoy. Las hemos explorado no sólo en la reflexión, sino especialmente en encuentros cara a cara con jóvenes de Indonesia. Todo el día fue organizado por el P. Yulius Yasinto SVD, Director de la Universidad Católica SVD en Kupang.

Por la mañana el P. Yasinto vino a nuestra sede, acompañado por el Sr. Leo Nahak, un antropólogo, y  dos estudiantes – Sonia y Elia. Cada uno de ellos compartió desde su propia perspectiva, a veces de manera humorística, a veces de manera desafiante, por lo que nos bendijeron con muchas nuevas ideas. El P. Yasinto dio una descripción general de la juventud indonesia, que se podría aplicar también, en muchos aspectos, a la juventud de otros países. Habló en particular sobre el impacto -tanto positivo como negativo- de la globalización, los medios  de comunicación social y la vida familiar en los jóvenes de hoy. Los medios de comunicación social es un tema que ya ha aparecido varias veces en estos días. Sin embargo, nunca ha sido expuesto de manera  tan directa como por el P. Yasinto, cuando dijo: «Los medios de comunicación social no son un mundo artificial, sino otro mundo real, con su propio modo de comunicación, lenguaje, ética,e  incluso cultura». Sonia también afirmó este punto de vista: «Mi teléfono celular es mi mejor amigo, siempre está conmigo «.

De manera muy abierta y directa, Sonia y su amiga Elia compartieron con nosotras sobre los desafíos que enfrentan, las consecuencias que tienen y las expectativas que tienen hacia los adultos. Lo que era muy tangible en su participación era un profundo deseo de ser aceptados, respetados y apoyados. Debido a la presión, las demandas y las altas expectativas de la familia y la sociedad les resulta difícil descubrir su propia identidad y talentos. Además, el uso de los medios de comunicación social pueden ser una fuente de presión para ellos, ya que se arriesgan a olvidarse de su papel como un estudiante, por ejemplo.

Fue particularmente perspicaz escuchar cómo las dos jóvenes indonesias nos experimentan – religiosas. Ellas sienten que hay una gran brecha entre nosotros y ellos, debido a una falta de apertura al mundo de nuestro lado. Es difícil para ellos acercarse a los religiosos, porque temen ser juzgados e incomprendidos. Había dos expectativas centrales sobre los religiosos derivadas de estas experiencias. La primera fue en forma de una pregunta: «¿Por qué no establecen los medios de comunicación y otras herramientas para desarrollar nuestros talentos y nuestra vida espiritual?» La segunda fue una llamada clara: «¡Queremos que sean modelos a seguir!»

En los grupos continentales, compartimos nuestras experiencias con los jóvenes de nuestro país y las respuestas de algunos países podrían duplicarse en otros países. Como hemos compartido en el plenario hemos notado muchas similitudes a través de los continentes, aunque algunos desarrollos parecen ser bastante específicos para una parte del mundo. Por ejemplo: A medida que las hermanas de Taiwán, Corea y Japón compartieron, últimamente, ha habido un redescubrimiento de teléfonos móviles sencillos, comida casera y artículos hechos a mano en esos países. El P. Yasinto nos animó a revisar nuestras iniciativas para la juventud, a hacer más en las redes sociales, hacer de nuestras casas un hogar y preparar hermanas, que estén firmes en su identidad como SSpS y maduras como persona, para que puedan ser un modelo para las generaciones más jóvene.

Por la tarde, tuvimos la posibilidad de conocer a más de 200 jóvenes indonesios, ya que fuimos invitadas por el P. Yasinto a visitar la Universidad Católica de Kupang. Los estudiantes habían preparado para nosotras un colorido programa cultural con canto y baile. De la misma manera, cuatro de nuestras hermanas de diferentes continentes Hna. Graciana: África, Hna. Juliana: América, Hna. Ewa: Europa, y Hna. Sunita: Asia) prepararon una presentación en PowerPoint y videos sobre los jóvenes en sus respectivos continentes. Ellas compartieron de una manera muy agradecida y alentadora, sin embargo, sin dejar de lado los desafíos y preocupaciones que son parte de la realidad también.

Después de nuestra presentación, celebramos la Misa y compartimos una cena. Luego, continuamos nuestro programa cultural con canciones y bailes de jóvenes y hermanas. Ya fuera Polonia o Bollywood, los estudiantes estuvieron abiertos a todo. Y, como todos nos mezclamos en el baile y la toma de fotografías, parecía que tanto los jóvenes como las hermanas estaban igualmente contentos de, literalmente, estar en contacto unos con otros.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *