El amor ha vencido,
Emergiendo de una tumba fría.
Toda la verdad, majestad y creatividad de un Dios vivo,
Transformando un corazón roto.
Haciendo un regreso tranquilo, en un jardín quieto y triste.
La piedra sepulcral rodó, para liberar al amor redentor.
Jesús resucitó y restauró.
Consuela a una mujer llorando.
Habla con los caminantes en su viaje.
Se reúne con sus fieles amigos,
Y se postraron delante de Cristo vivo,
Y reconocieron que el salvador habia llegado,
Que la palabra de Dios habia cobrado vida,
Y que la extraordinaria transformación del cielo y la tierra
estaba completa.

–Julie Palmer (Prayerscapes)

 

¡Felices Pascuas!