El Papa Francisco nos invita a la Primera Jornada Mundial de los Pobres

El amor no admite excusas. Cada vez que nos proponemos amar como Jesús nos amó, debemos tomar al Señor como nuestro ejemplo; especialmente cuando se trata de amar a los pobres. Dios nos amó primero (1 Jn 4: 10.19), y nos amó dando todo, incluso  su vida propia vida (véase 1 Jn 3:16).

Un amor así no puede quedar sin respuesta. Aunque se ofrece incondicionalmente, sin pedir nada a cambio, sin embargo inflama de tal manera el corazón que cualquier persona se siente impulsada a corresponder, a pesar de sus limitaciones y pecados.

Sin embargo, esto es posible en la medida en que acogemos en nuestro corazón la gracia de Dios, su caridad misericordiosa, de tal manera que mueva voluntad e incluso nuestros afectos a amar a Dios y al prójimo.

Así, la misericordia que, por así decirlo, brota del corazón de la Trinidad que puede llegar a mover nuestras vidas y generar compasión y obras de misericordia en favor de nuestros hermanos y hermanas que se encuentran necesitados.

 


 

Como Hermanas del Espíritu Santo en Austria, Tirol del Sur y Rumania…

Esto es un deseo profundo para nosotras prestar especial atención a aquellas personas que están marginadas, sin esperanza y pobres.

Esto se manifiesta en nuestras actitudes personales y en numerosas áreas de actividad, donde cooperamos con otros, a pesar de la escasez de personal.

  • Apoyo a las familias romaníes
  • Cuidado por las personas con necesidades especiales
  • Apoyar a las personas dependientes del alcohol y a sus familias
  • Asistencia en la distribución de comidas para las personas sin hogar
  • Asistencia en SOLWODI (protección y apoyo a las mujeres que fueron víctimas de la prostitución forzada)
  • Visita a las personas en instituciones de encarcelamiento de deportación
  • Asistencia y apoyo para la integración de los refugiados (por ejemplo: enseñanza de idiomas, visitas y ayuda de apoyo en el Centro Jesuita para los Refugiados en Atenas)
  • Oración y preocupación por un buen espíritu de unidad

Hna. Christa Petra Ahrer SSpS