Siendo bendecidas… somos enviadas… somos agradecidas.

«Mi alma glorifica al Señor», las palabras de la Virgen María reflejan nuestras experiencias del año.

El 14° Curso de Formadoras SSpS, completó y finalizó oficialmente su programa de formación intensiva de un año, para futuras formadoras, el 14 de Junio de 2020, en la fiesta del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo.

Nuestros corazones están colmados de alegría y gratitud. No fue fácil para nosotras siete pero al final del curso  aún así podemos decir «Somos bendecidas, somos enviadas y estamos agradecidas» a pesar de la pandemia COVID- 19.

Ser parte de este programa de formación fue una gran bendición y oportunidad para nosotras. Mirando hacia atrás descubrimos todo lo vivido como un regalo: la gente, la naturaleza, el lugar tranquilo, el apoyo de las Hermanas de nuestras respectivas provincias y regiones y de la Congregación.  Fue una experiencia del amor insondable de Dios al reaprender y redescubrirnos a nosotras mismas mientras nos renovábamos  y nos convertíamos en mejores religiosas misioneras. Nos sentimos valiosas a los ojos de Dios porque él nos elige, nos ama y nos guía continuamente en nuestro camino.