En la visión del P. Arnoldo el deseo de comunión para sus tres fundaciones estaba profundamente integrado y esto se da a través de nuestra espiritualidad y carisma misionero común. Este deseo es evidente especialmente en la oración del Cuarto de Hora cuando rezamos: «Haz que todos seamos uno en él». En la «Carta a todos los Consagrados«, el Papa Francisco expresa como una expectativa: «Donde hay religiosos, hay alegría» y se refiere a los religiosos (y otras personas consagradas) como «expertos en comunión«. El Papa también espera que crezca la comunión entre los miembros de los diferentes Institutos, y que trabajemos juntos, a nivel local y mundial, en los proyectos de formación, evangelización y acción social (LC 1,3).

Intercesiones

  • Pedimos para que todos los miembros de las congregaciones religiosas sean fieles a su llamado de ser testigos alegres del Evangelio.                                                                                            

Espíritu de alegría, llena nuestros corazones.

  • Que como vida consagrada sepamos responder a la invitación del Papa Francisco a ser «expertas en comunión». 
  • Que sepamos estar abiertas a la invitación del Espíritu a trabajar juntos para responder a las necesidades de los más vulnerables de la sociedad. 
  • Que las tres fundaciones de San Arnoldo Janssen crezcamos juntos en una comunión más profunda.  
  • Que VIVAT International, Solidaridad con Sudán del Sur, el proyecto de refugiados en Grecia (incluimos aquí los proyectos colaborativos de la provincia/región), sean siempre signos de la alegría de Dios y esperanza de la comunión entre todos los pueblos.