En el corazón de nuestro Padre Fundador la Unidad de los Cristianos ocupaba un lugar muy importante. En su tiempo, esto significó el regreso de las iglesias separadas al redil católico. El P. Arnoldo ofrecía oraciones y sacrificios por esta intención reconociendo que esto sólo podía lograrse con la gracia de Dios.

En un discurso sobre la unidad de los cristianos, en noviembre de 2016, el Papa Francisco afirmó que la unidad de los cristianos es una de sus principales preocupaciones y que él espera que sea la preocupación de cada bautizado. El Papa continuó diciendo: «Esta unidad debe ser percibida como un don de Dios que debe ser bien acogido… además dijo, “para recordar que cuando caminamos juntos, es decir, cuando nos encontramos como hermanos, rezamos juntos, colaboramos juntos en el anuncio del Evangelio y en el servicio a los últimos, ya estamos unidos.  (http://es.radiovaticana.va/)

Intercesiones

  • Espíritu de Dios, te alabamos por tu inmensa bondad hacia todo tu pueblo. Sánanos, sana a nuestras iglesias de su sordera, para que juntos escuchemos con mayor claridad el sonido de tu voz en el silencio de los pobres, los vulnerables y los que sufren en nuestras comunidades y en el mundo.

Espíritu de bondad, condúcenos a la comunión.

  • Pedimos por tu iglesia dividida, esparcida por todo el mundo. Inspira en nosotros el deseo de trabajar sin cesar por la unidad de los cristianos y haz que nada impida nuestra búsqueda de esa unidad por la que Jesús oró.
  • Tú que nos has creado por amor, haznos fieles administradores de la tierra para amar incondicionalmente a nuestras hermanas y hermanos.
  • Tú que cuidas infinitamente de cada uno de nosotros, despiértanos ante las necesidades de los demás y fortalece nuestro testimonio común como cristianos a favor de la justicia y la compasión