Por segunda vez se reunieron en Steyl en el pasado fin de semana del Domingo de Ramos las cuatro columnas de la «Steyler Familie». Fue para todos los participantes una buena oportunidad para el aprendizaje en el hacer juntos como se puede vivir comunitariamente la vocación, el bautismo y la misión.

Mucho se podría escribir,  dando conferencias o predicando sobre el hecho de que existen cuatro agrupaciones de la „Steyler Familie“:

  • . Las hermanas misoneras (SSpS)
  • . Las hermanas de la adoración perpetua (SSpSaP)
  • . Los misoneros verbitas (SVD)
  • . Los amigos y asociados (SFP)
  • Pero para una vivencia real y convincente se llega recién por hacerlo juntos. Solamente así se aprende y se entiende, que estamos todos los cuatro en el mismo camino misionero. Y para experimentar eso se juntaron de nuevo en casa de la SSpS  unos 48 participantes para un encuentro de la “Steyler Familie”. Desde el 23 al 25 de marzo pasado pudieron enterarse de los cambios en la  “Steyler Familie” en Steyl y en el mundo entero. Ante todo se sintieron animados gracias a la común “vocación, bautismo y misión”, ya que cada uno traía experiencias muy concretas de situaciones con una variedad de desafíos misioneros. Especialmente se aplaudió a Javier Alangaran SVD cuando contó de su vida en la India y en Alemania.

Había también cuatro niños muy vivos que aportaron lo suyo al buen clima del encuentro. Nos hizo mucho bien a nosotros que solemos saber todo mejor su curiosidad natural, su alegría en la preparación de las velas y de las ramas de palma o el hacer de monaguillos.

El momento culminante fue en el sábado la “Procesión hacia la Pasión”, en la cual participaron también hermanas, hermanos y padres de los conventos de Steyl, huéspedes y gente de los alrededores. La procesión con unos 150 participantes se movió por los tres conventos rezando, cantando y en silencio. Punto de partida fue la capilla lateral del monasterio del sagrado corazón de la SSpS donde se encuentra el sarcófago de las dos beatas Helena Stollenwerk y Hendrina Stenmanns. La hermana Mechtilde Berger resumió en un impulso cual ha sido la confianza en Dios con el cual las dos co-fundadoras de las hermanas misioneras habían sabido asumir lo que de cruz y de sufrimiento ha habido en sus vidas y en los comienzos de su congregación. Algunos de los participantes leyeron algunas citas de ellas como para dar ánimos para poder soportar las dificultades, ya que Dios está presente, “insuperable en su generosidad”.

Después de estas palabras dichas para el hoy nuestro la procesión se movió en dirección del monasterio del Espiritu Santo, donde las hermanas de la perpetua adoración ya estaban esperando en la capilla. En la oración conjunta delante del Santísimo, la presencia de Jesús en el Pan, las hermanas juntamente con los peregrinos hicieron memoria de la última cena. Las rejas no fueron obstáculo para que todos pudieran sentir la unión en estos momentos.

Desde ahí siguió la procesión su camino con sol y ligero viento a través de los jardines de Steyl. Se rezó el rosario portando cado uno una vela. Cuando las velas se apagaran por el viento hubo siempre alguien o alguna para echar fraternalmente una mano. Si hizo una breve estación delante de una escena del calvario antes de terminar la procesión en la iglesia de abajo de San Miguel. Ahí se encontraba debajo de una cruz con el resucitado una imagen:“La encarnación de Dios y el dolor”, pintado por el hermano Otmar Jessberger SVD, El hermano ha estado muchos años en la Indonesia. El padre Rüdiger Brunner, en un impulso sobre esta representación habló también sobre la gran cuestión acerca de Dios en el sufrimiento. Y subrayó lo siguiente: “No hay sufrimiento, aunque haya venido Dios, sino Dios vino, porque ha habido y porque hay sufrimiento”.

A continuación se encendieron donde el sarcófago de san Arnoldo Janssen las cuatro velas de la “Steyler Familie”. Aquí,  en torno al “Padre” de la “Steyler Familie”, recibieron todos también la bendición para su ser cristiano a vivir donde cada uno y cada una se encontraran.

Luego, en el domingo de ramos, los participantes del encuentro celebraron la liturgia que pudo dar al tema del encuentro “Procesión hacia la Pasión nuevos momentos de vivencia. A ello contribuyó también el saludo cordial y personal de parte de Martin ÜffingSVD (provincial).

En una evaluación muy viva surgieron nuevas ideas para el próximo encuentro de la “Steyler Familie” para el fin de semana del domingo de ramos del 2019. De esta manera vamos aprendiendo por el hacer cual ha sido la bonita misión  que se nos ha confiado a nosotros de la “Steyler Familie”.

Michaela Leifgen SSpS y Rüdiger Brunner SVD