Celebrando con las mujeres que son menos privilegiadas en la sociedad…

“Hijitos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad” (1 Jn 3:18).

Nosotras, la Región Beata Maria Helena de Mozambique, participamos activamente en varios apostolados enfocados especialmente a los pobres y marginados. Los niños son el futuro de la sociedad; necesitan cuidado y afecto. Sin embargo, en Mozambique son los más descuidados por sus padres y la sociedad. Viendo esta realidad, sentimos compasión por estos niños y nos sentimos movidas a dar un privilegio especial en la educación. Actualmente, muchos de ellos salen con gran éxito. Nuestro amor por estos niños no solo estaba en las palabras sino en las obras. Las hermanas Recardina Lucinda Soares y Anjela Paula Dal Molin se han dedicado de lleno para educarlos. Ellos han llevado a cabo diversas actividades para conmemorar la Primera Jornada Mundial de los Pobres.