La instalación del nuevo Equipo de Dirección General tuvo lugar el 31 de marzo en el Generalato SSpS, en Roma, durante la celebración de la misa presidida por el Padre Budi Kleden, Superior General SVD y concelebrada por los padres Xavier Thirukudumbam y Bakoma Dadjomgou.

Después de la homilía, la Coordinadora General saliente, Hna. Maria Theresia Hörnerman, en nombre de toda la Congregación, dio la bienvenida al nuevo equipo de liderazgo recordando que todas las hermanas elegidas tienen experiencia en el liderazgo y que este servicio «puede ser muy enriquecedor y significativo, dándoles oportunidades de animar, de capacitar a la gente, de hacer cosas, de encontrar muchas personas y culturas».

La Hna. Maria Theresia mencionó los desafíos a los que se enfrentarán tales como «la crisis medioambiental, las situaciones de guerra, la pandemia, las crisis en la Iglesia y la vida religiosa», pero también los signos de esperanza «como la llamada del Papa Francisco a un Camino Sinodal, una mayor implicación de los socios laicos, la Plataforma de Acción Laudato Si y la colaboración dentro de la Familia Arnoldina y entre las diferentes Congregaciones y organizaciones».

El nuevo equipo de la Dirección General fue invitado a pasar al frente y todos los presentes imploraron la gracia del Espíritu Santo para su misión cantando el Veni Creator. La Hna. Maria Theresia invitó al P. Budi a bendecir el aceite preparado especialmente para esta ocasión como «símbolo de fecundidad, sanación, gentileza y protección contra el daño» así como «el poder y la gracia del Espíritu Santo derramado sobre María y los discípulos en Pentecostés».

Las consejeras salientes fueron invitadas a unirse al nuevo equipo para imponer sus manos sobre cada miembro de la nueva Dirección General, mientras la Hna. Maria Theresia bendecia a cada una con el aceite.  A continuación, cada una recibió un pequeño recipiente de aceite bendecido y las palabras de la anterior Coordinadora Congregacional: «Así como has sido bendecida, puedes bendecir y fortalecer a otros. Te invitamos a ser una presencia sanadora a través de tu servicio de liderazgo en nuestra Congregación y más allá, siguiendo los pasos de nuestras Madres María y Josefa».

Inspiradas en las Direcciones Congregacionales aprobadas en el último Capítulo General, el nuevo equipo hizo ante la Comunidad una oración de compromiso entregando sus vidas al Dios Uno y Trino al servicio de la Congregación durante los próximos seis años. Ellas rezaron:

«Dios Uno y Trino, haz que seamos sinceras en nuestro compromiso, pacientes y respetuosas al caminar juntas, audaces y creativas en nuestro servicio para que colaboremos con alegría contigo, nuestro Dios de compasión. Haz que seamos instrumentos de transformación en el mundo».

Los nuevos miembros de la Dirección general de la esquierda a la derecha: Hermanas Mikaelin Bupu, Kreti Sanhueza, Miriam Altenhofen (Congregational Leader), Mariana Camezzana, Tressa Sebastian and Jana Tóthová.

Después de la celebración de la misa, la comunidad y los SVDs presentes se reunieron con alegría para cenar.  La Hna. Monika Guzmická, en nombre de la Comunidad del Generalato, dio la bienvenida al nuevo equipo y agradeció a las Hermanas Maria Theresia, Mary John, Margaret Hansen y Maria Cristina Avalos que terminaron su prolongado mandato de casi ocho años a causa de la pandemia. Cada hermana del nuevo Equipo de Liderazgo Congregacional y del saliente recibió un regalo en señal de agradecimiento.

La Comunidad del Generalato agradeció a las hermanas de la Dirección General saliente (de la esquierda a la derecha): Hermanas Malgaret Hansen, Maria Cristina Ávalos, Mary John, Mikaelin Bupu, Miriam altenhofen and Maria Theresia Hörnerman.