13 religiosos y religiosas, que representan a 7 congregaciones religiosas (incluyendo SSpS y SVD), se reunieron el 10 de julio en la Casa General de los Agustinos en Roma para discutir la colaboración para la promoción de los derechos humanos en Papúa Occidental. La mayoría de las congregaciones están presentes en Papúa Occidental, trabajando en varios ministerios.

En Papúa Occidental, en el extremo oriental de Indonesia, la población indígena ha sufrido violaciones de derechos humanos en las áreas de libertad de expresión y libertad de reunión. Los indígenas tienen bajos niveles de salud y educación, para Indonesia, y experimentan la marginación económica y el acaparamiento de tierras. Hay opresión militar en forma de tortura y asesinatos.

Los participantes escucharon a un religioso de Papúa Occidental y a un experto en defensa de los derechos humanos del pueblo de Papúa Occidental a nivel internacional. La hermana Sheila Kinsey, co-secretaria ejecutiva de la Comisión JUPIC de USG / UISG, se unió a nosotros y expresó la importancia de la creación de redes. Después de escucharlos, los participantes compartieron sus pensamientos sobre la necesidad de ser proactivos como congregaciones religiosas. La reunión reconoció que la historia de Papúa Occidental y su situación actual es bastante complicada y delicada, pero el deseo de las congregaciones es muy simple: acompañar al pueblo indígena Papú Occidental en la promoción de los derechos humanos. Las congregaciones han decidido formar una red en Roma para compartir información, mejorar las redes y las relaciones en Papúa Occidental, en particular en los ministerios de salud y educación, para concientizar y capacitar a sus miembros y para establecer contactos con otras ONG religiosas.

Daisuke Narui, SVD