El año 2020 marca el 20º aniversario del VIVAT International. Lamentablemente, este año también está marcado por la pandemia mundial COVID-19, los confinamientos, la inestabilidad económica mundial y las protestas contra la discriminación racial. Nuestras vidas están marcadas por las inseguridades. Algunos de nosotros hemos perdido seres queridos por el COVID 19. Ante esta situación, ¿Qué significado tiene la celebración del 20º Aniversario de VIVAT International?

Desde el comienzo de noviembre de 2000, VIVAT tenía dos congregaciones, hoy VIVAT, cuenta con una membresía de 12 congregaciones con unos 25,000 miembros presentes en 120 países. A lo largo de los años, VIVAT ha sufrido muchos cambios en la estructura y la organización, en la membresía y la función, y en sus leyes y estatutos. Sin embargo, lo que no ha cambiado es la visión, misión, metas y objetivos de VIVAT internacional, que como su nombre indica VIVAT, es una oración y anhelo de que todos puedan «vivir». VIVAT se esfuerza por defender, sostener y promover la vida de todos los seres a través de su misión de abogacía y gestión en las Naciones Unidas y las actividades desde base con los miembros.

En muchos países, los miembros de VIVAT se han organizado como grupos nacionales que se dedican a las cuestiones locales y  al contexto propio del entorno. Los miembros de la VIVAT han asumido temas como los derechos de los pueblos indígenas, las del género, la minería y, el acaparamiento de tierras, por mencionar algunos. En 2010, cuando VIVAT celebró su 10º aniversario, reiteró su compromiso de ser la voz de los sin voz a través de sus actividades en justicia, paz y reconciliación.

En este momento, al celebrar el 20º Aniversario, VIVAT está presenciando un momento crucial en su camino con una evaluación apropiada sobre su estructura actual, naturaleza y organización. Varios Comités Ad Hoc están trabajando en diferentes aspectos de VIVAT International.  Esperamos que el nuevo VIVAT que emerge, que se haga  esta Organización  más apta y eficaz para todos sus miembros.

Queremos dar las gracias a todas las personas, grupos y congregaciones que han trabajado con sincera dedicación y veracidad en diversos oficios y capacidades en VIVAT International, todos estos años.  Sin su apoyo y compromiso, VIVAT no habría llegado a donde hoy está, a una ONG reconocida en las Naciones Unidas e un agente de cambio desde las bases.

Durante nuestros viajes a provincias y regiones, a menudo escuchamos comentarios como: ¿Qué está haciendo VIVAT? Es bueno cada uno de nosotros preguntarnos: ¿Qué podemos hacer para que VIVAT sea más eficaz en su servicio a los pobres, a las mujeres y los niños, en la promoción del desarrollo social y a la defensa de los derechos humanos y su dignidad? En nombre del Consejo de Administración de VIVAT, persuadimos a todos los miembros a interesarse más en las actividades del VIVAT, aprender más sobre ella y preguntar: ¿De qué manera puedo salvaguardar los valores fundamentales de VIVAT International como instrumento de cambio al servicio de la dimensión social de la misión?

Aunque nuestros esfuerzos son como una gota en el océano, no perdemos la esperanza en defender los derechos de los pobres y los vulnerables, y permanecer unidos por la vida, por la dignidad y los derechos humanos.